Pantalla Girolactea - Ensamble y amarre en polímeros envases

Para los Lunes en la mañana

El desliz, por una morrocotuda dosis de exquisitos lácteos, asegura experimentar giros mentales alucinatorios, algo parecido a lo que ocurre en el sueño. Donde la ejecución del acto suele resultar magistral, sumamente bien; pero la reconstrucción de los trámites se encuentra alterada y depende de distintas impresiones morbosas.
Después de todo, carambola, está bien eso de que me tengan poco menos que por un loco, pero eso le sucede también a las personas sanas. En este sentido, efectivamente, todos nosotros, y con mucha frecuencia, resultamos casi dementes, con la sola diferencia de que los enfermos están algo más locos que nosotros.
El homo-armónico, no subsiste, es devorado por el caos imperante.