Palos de Fósforos Quemados - Primer Cristo

Un día pregunté, sinceramente como un pollo, cuántos palitos de fósforos quemados podría llegar a juntar. Para qué, no lo sabia aún.
Llegó de todo tipo de palitos, cortos, largos, torcidos, manchados, tostados, sucios, miles; y se comenzó la clasificación ...

... surgió la idea de tostarlos para dibujar y matizar los trabajos. Aquella tarde de otoño fue gastronómicamente tóxica.

1 comentario:

Carla dijo...

Andaba buscando algun lugar donde mandar a hacer fosforos y llegue a tu blog, y empece a leer no se porque. El punto es que no podia cerrar la pagina sin antes escribir que quede asombrada, es un trabajo increible y precioso.
Admiro tu paciencia, te felicito :)